¿Puede dañarse la Cultura?

En días pasados prestaba importante atención a un grupo de personas “mayores” (como les denominamos a los que tienen más de 40 por la experiencia que sus años conllevan) hablando sobre lo deteriorada que está la cultura dado el comportamiento que los jóvenes están mostrando. En lo particular entiendo y profeso que la cultura no puede “dañarse” porque ésta es el conjunto de costumbres y tradiciones que definen una sociedad por tanto, ni se daña ni se deteriora, se transforma.

El accionar de los individuos que componene un grupo social está determinado por las influencias a los que estos están expuestos, sumando su previo conocimiento y el contexto sobre el cual decodifiquen el mensaje.

Años atrás, estando en clase de Semiótica discutíamos ésta situación poniendo como ejemplo la incursión de los medio de masas en EE.UU. y la reacción de algunas personas hacia estos. Los que se encontraban en contra postulaban que estos medios habían llegado para dañar la cultura dado el tipo de programas que por ellos se transmitían (en su mayoría eran comedias con cierto tipo de morbo y un lenguaje muy popular) sin embargo ese era el reflejo de la sociedad, al pueblo simplemente se le estaba dando lo que quería, con lo que se identificaba.

Lo mismo sucede con cierto canal de nuestro país, donde la programación está plagada de programas de humor excelentes para unos, tan malos como quienes en ellos actúan para otros, y con ciertas excepciones que merecen la pena ver por supuesto. Pero, es eso lo el pueblo quiere ¿le darán los medios lo contrario?

El principal problema residen en que los medios de comunicación son empresas que comercializan productos, insumos que deben ser aceptados y consumidos por una mayoría para poder producir cuantiosos beneficios, al pueblo se le da lo que quiere no lo que necesita para desarrollar su intelectualidad ni su nivel de vida.

Por esto debe quedar claro que la cultura no se “daña” está cambiando, adaptándose a un mundo globalizado, un mundo donde hay que tener bien definidos los valores y costumbres para no sucumbir ante las influencias externas. Estamos ante un proceso de transculturización y y si no trabajamos en mantener nuestra identidad repetiremos la historia de Roma frente a Grecia.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s